sábado, 19 de septiembre de 2015

Pets de monja

Estas galletitas me traen muy buenos recuerdos, mi abuela los traía a casa, a puñados las cogíamos y las guardábamos en los bolsillos, eran pequeñas y duras, te las metías en la boca y poco a poco se iban deshaciendo. muchos recuerdos y buenos.

video

2 comentarios:

  1. Había oido hablar de ellos pero no sabía de qué iban. No es un nombre muy afortunado, jejeje, mejor sería llamarlos tetitas de monja, queda más finito, además de que como bien dices se asemejan por su forma a ellas. Fíjate que creo que los he probado alguna vez. Gracias por la recetica. Mil besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Su nombre real de inicio era ese tetillas de monja, pero aquí somos muy espabilados y poco a poco le hemos ido cambiando el nombre hasta llamarlo pedos de monja. Que se le va hacer. Saludines dulces

      Eliminar